Es un poderoso mantra que produce vigorización y abre la energía del corazón.
Recitando este mantra, limpiamos el ego y las limitaciones que este produce. Eliminamos lo que no queremos en nuestra vida y damos prioridad a nuestra dimensión espiritual.

Música: